Pladur Sabadell: ¿Ladrillo o pladur?

 

Buenos días un post más al blog de ConstruLlar Martí, vuestra empresa especializada en la instalación de sistemas de pladur y reformas interiores de todo tipo, en Sabadell.

A la hora de afrontar una reforma en casa, siempre surgen dudas sobre cómo llevarla a cabo y qué tipo de materiales nos convienen más y en quién vamos a depositar nuestra confianza para desarrollarla. Todas esas son dudas que irrumpen en nuestra mente y que llegan a preocuparnos, a veces, más de la cuenta. Pero teniendo como premisa que siempre viene bien disfrutar de toda la información a nuestro alcance para tomar las decisiones adecuadas, en el post de hoy queremos abordar una de estas incertidumbres que nos atañen y que, sobre todo, son importantes para la labor que desarrollamos en ConstruLlar Martí, en la instalación de pladur, en Sabadell.

Hoy analizaremos los pros y contras del uso de este material, el pladur, frente al común denominador y rey del sector de la construcción, el ladrillo. De este modo, tendréis todas las opciones a barajar para que, llegado el momento, lo tengáis más claro y podáis elegir con decisión si confiaréis vuestra obra en Sabadell, al pladur o al ladrillo.

Ventajas del pladur

  • Tienen un precio más económico dado que, además del material ya de por sí barato, el tiempo de colocación es rápido y no implica grandes obras para instalarlos.
  • Con el pladur se consiguen paredes completamente lisas, al tratarse de una lámina.
  • Para su colocación, sólo podemos fiarnos de profesionales y una mano de obra mucho más especializada.
  • El pladur aísla, es incombustible y absorbe el exceso de humedad.
  • Una lámina de pladur es más ligera que la misma de ladrillos, lo genera una carga menor sobre el forjado.
  • Da mayor versatilidad a la hora de realizar curvas y formas.

Ventajas del ladrillo

  • La mayor ventaja del ladrillo frente al pladur, es que el ladrillo es más resistente a la hora de absorber golpes y soportar peso.
  • Es un mejor y mayor aislante acústico.
  • El ladrillo soporta mejor los accesorios que dependen de su soporte, tales como estanterías, cuadros y fotografías, etc. En cambio, el pladur tiene que ir acompañado de un sistema especial.

Como sucede con todo lo que puede compararse, las prestaciones de ambos materiales son válidas y ello no implica que un material sea peor o mejor que el otro. Con ambos se consigue el fin, disfrutar de unas paredes y tabiques, así como responder a las exigencias térmicas y acústicas marcadas por la normativa estipulada y requerida, el “Código Técnico de la Edificación” (CTE).

La elección del pladur frente al ladrillo, o a la inversa, responde a lo que, individualmente, busquemos para nuestra reforma. Las exigencias de cada obra en particular, decidirán si para una reforma rápida instalaremos pladur, mientras que para muros de carga, resistentes, utilizaremos el ladrillo.

Si queréis disponer de más información o consultar personalmente cualquier duda que tengáis respecto del pladur, no dudéis en poneros en contacto con cualquiera de los profesionales de ConstruLlar Martí, vuestra empresa especializada en la instalación de sistemas de pladur en Sabadell.

Los comentarios están cerrados.